Desahuciados por la guerra civil

Líbano, Turquía, Jordania, Irak y Egipto son los principales países de acogida

Más de dos millones y medio de personas han abandonado Siria desde que comenzó el conflicto

José A. Huertas / AECOS

Mapa de Siria
Mapa de Siria. Fuente: CIA World Factbook. Imagen de Dominio Público

En el tercer año de la guerra civil que enfrenta al régimen de Bashar Al-Asad con las fuerzas rebeldes sirias, la república árabe se ha convertido en el líder mundial de desplazamientos forzosos. Con más de dos millones y medio de personas refugiadas que han abandonado Siria y han sido acogidas en países vecinos de Oriente Medio y el norte de África, un número al que hay que sumar más de seis millones y medio de sirios y sirias  que han tenido que desplazarse dentro del país. El resultado es una cifra de personas que han tenido que dejar sus hogares  superior al cuarenta por ciento de la población antes de que estallara el conflicto.

Como viene siendo habitual en las guerras del siglo XXI, la población civil se convierte en víctima de las luchas entre los diferentes bandos. El drama se acentúa si tenemos en cuenta que al menos la mitad de las personas que huyen de los combates son menores. A esos niños y niñas, el horror de la guerra se le entremezcla en sus incipientes recuerdos con las imágenes que la enfermedad y el hambre  dejan como signos más visibles de una catástrofe humanitaria de tales magnitudes. Más de 3 millones y medio de personas desplazadas reciben comida a través de la ayuda humanitariay la ACNUR ya ha puesto en marcha cuatro campañas de vacunaciones de polio para inmunizar a dos millones ochocientos mil menores sirios, dos pinceladas de una realidad que ilustra las consecuencias sobre la población civil del enfrentamiento armado.

 

Escapar de la guerra pero no de las dificultades

Una vez la población siria que escapa del  horror de la guerra llega a los campos de refugiados de El Líbano (donde hay casi un millón de personas), Turquía (más de seiscientas treinta mil), Jordania (más de quinientas ochenta mil), Irak (cerca de doscientas veinticinco mil) y Egipto (por encima de ciento treinta y cinco mil), las dificultades no cesan. Las familias, que han abandonado su país de forma urgente y muchas veces a costa de malvender lo que tienen para poder salir del país, no se encuentran precisamente con que los territorios hacia los que huyen les acogen con los brazos abiertos. Fruto del esfuerzo por salir de Siria, los hombres, mujeres, niños y niñas recién llegados se encuentran a salvo en los países de acogida, pero con la triste realidad de no poseer de recursos suficientes para poder tener una vida como la que tenían en su país de origen.

Es el caso de Hanaa, una refugiada en el Líbano, que con su familia y otras dos familias más, 15 personas en total, espera en dos habitaciones donde están instaladas provisionalmente a que su situación mejore: Nuestro principal problema es la falta de dinero. No tenemos lavadora, ni frigorífico, ni gas, ni provisiones para el invierno. No hay comida ni manera de encontrar un trabajo“. La situación es similar en Jordania. Según datos de ACNUR, la mitad de las personas refugiadas provenientes de Siria que están en Jordania y viven fueran de los campos de acogida lo hacen en viviendas insalubres. Cientos de miles, además, se enfrentan a graves dificultades para pagar su alquiler.

Refugiados en Campo de Za’atri en Jordania
Refugiados en Campo de Za’atri en Jordania. Fuente: Flickr AcnurLasAméricas. Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual Generic 2-0

Solicitantes de asilo político

El impacto del conflicto en el desplazamiento de personas también queda reflejado en las tendencias de solicitantes de asilo político. En 2013, Siria fue el principal país de origen de solicitantes de asilo, un hecho que en palabras de António Guterres, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, evidencia “cómo la crisis en Siria en particular está afectando a regiones y países del mundo que se encuentran alejados de Oriente Medio”. Más de cincuenta y seis mil habitantes de Siria solicitaron asilo político en 2013, más del doble de las cifras de 2012, algo que puede servir como índice del recrudecimiento de la situación humanitaria a lo largo del último año. Suecia y Alemania fueron los países que más solicitudes de ciudadanas y ciudadanos provenientes de Siria recibieron.

La guerra civil siria continúa provocando que miles de seres humanos se vean forzados a abandonar sus hogares huyendo de un conflicto que aún tiene un difícil camino hasta llegar a su solución. Una de las consecuencias más visibles de la guerra es el desplazamiento forzoso de millones de personas dentro del territorio sirio y hacia los países vecinos, un éxodo de personas inocentes que ya ha adquirido unas cifras que lo sitúan como uno de los más importantes de la historia reciente y que requiere de apoyo por parte de la comunidad internacional para minimizar las consecuencias de esta gravísima situación humanitaria que involucra a varios países en la región de Oriente Medio.

Fuentes:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s