Nazaret Castro (II): “Tenemos que trabajar mucho en red para proyectos periodísticos como los nuestros”

Silvia Arjona. / Bogotá. 

Colombia, Ecuador, Malasia, Indonesia y Camerún son los países donde Nazaret Castro, periodista freelance natural de Extremadura, y sus compañeras de Carrodecombate.com, Laura Villadiego, Aurora Moreno y María Rubiños, se han inmerso para indagar cómo se produce y en qué condiciones se trabaja la palma aceitera.

Dar a conocer cómo funciona la cadena de alimentación de este producto que consumimos diariamente sin darnos cuenta, contar los impactos ambientales por el uso de plaguicidas y fertilizantes que se utilizan en su producción, o saber el poder de los inversores para definir los precios de las materias primas y del producto final son algunas de las claves que nos darán en esta profunda investigación.

Lo pretenden contar a partir de primavera en su web Carrodecombate.com, un proyecto sobre periodismo de investigación que desde el año 2012 ofrece reportajes en profundidad sobre consumo responsable, o consumo crítico -como le gusta decir a Nazaret-, acerca del café, del azúcar o de productos textiles.

Nazaret es extremeña de nacimiento, natural de Jaraíz de la Vera (Cáceres), y habla de la región con cariño y nostalgia. Añora el embalse de Gabriel y Galán por los recuerdos veraniegos que le trae cuando era niña gracias a que la trashumancia destinó a sus abuelos desde el sur de Salamanca al norte de Cáceres.

Como sus abuelos, la migración ha estado presente en su vida desde que era pequeña: de Extremadura a Madrid, de Madrid a São Paulo y de ahí a Buenos Aires, ciudad donde reside desde hace unos años y desde donde parte para recorrer América Latina en su afán de buscar historias que contar.

El año lo ha comenzado en Colombia, donde ha indagado sobre las consecuencias sociales y ambientales de este monocultivo ya que aquí está ligado al paramilitarismo, al narcotráfico, al desplazamiento forzado, a las masacres, al deterioro ambiental y al modelo económico capitalista que desangra este país latino.

Su trayectoria como freelance, como para la mayoría que decide trabajar por su cuenta y riesgo, está tintada de mucho esfuerzo y dedicación, no sólo por hacer el trabajo de campo, sino más bien por buscar medios de comunicación que quieran ofrecer historias en profundidad y que las paguen como corresponden, claro.

Es por ello que para investigar sobre el aceite de palma en distintos países del mundo, Castro y sus compañeras se han visto obligadas a realizar una campaña de financiación a través del crowdfunding, un sistema muy bueno para conseguir dinero pero que no debería consolidarse como la fórmula para financiar periodismo de calidad.

Con ella seguimos hablando (lee la primera parte de esta entrevista aquí) sobre las dificultades de hacer periodismo de investigación hoy día y el costo que conlleva realizar un trabajo en profundidad desligado de lo que los medios de comunicación tradicionales ofrecen.

En primer lugar, ¿crees que la gente quiere leer periodismo de investigación en la actualidad?

Yo creo que sí, aunque hay que hacer un esfuerzo grande, la gente responde. Hay gente que no te conoce de nada pero que le gusta tu proyecto y pone cantidades importantes. Yo creo que los grandes medios de comunicación o los medios tradicionales no están dando respuesta a esa demanda de cierta parte de los lectores que son más críticos. Los que tendrían el dinero parece que no les interesa mucho invertir en ello, y los que les gustaría invertir no disponen de los recursos, entonces yo creo que sí, que hay demanda de lectores.

Ante las dificultades económicas para conseguir financiar un proyecto como el vuestro, ¿cómo ha sido la campaña de crowdfunding que habéis trabajado para ello?

Bueno, en Carro de Combate se nos ocurrió este sistema porque nuestra financiaron es muy precaria y no nos permitía arrancar un proyecto que requiere viajar bastante y que haya unos recursos. Pensábamos que ya teníamos unos seguidores en las redes sociales que nos permitía arrancar con la campaña, así que nos lanzamos con Goteo.org, que es una plataforma de proyectos de interés social que funciona muy bien y que responde a la filosofía que nosotras tenemos.

Fue muy satisfactorio porque lo conseguimos pero también es un proceso muy trabajoso porque hay que invertir mucho tiempo en darte a conocer, en dar a conocer tu proyecto, en divulgar por las redes sociales, en escribir en blogs y demás. Es una buena herramienta pero tiene un costo en tiempo y hay que preparar una buena estrategia de comunicación, por lo menos para un proyecto como el nuestro que somos cuatro personas y no tenemos a nadie que se pueda dedicar en exclusiva a eso.

¿Es el crowdfunding la solución para conseguir apoyos para un proyecto periodístico como éste?

El crowdfunding es la segunda vez que recurro a esta herramienta, ya lo hice con FronteraD con la investigación que hice sobre las multinacionales españolas en América Latina y me parece una herramienta muy valiosa, pero que evidentemente es un recurso al que puedes recurrir de vez en cuando pero no puede ser la solución a los que queremos hacer periodismo de investigación.

Sigue habiendo falta de medios que inviertan en periodismo de investigación, así como que organizaciones y colectivos varios apuesten por la comunicación de calidad. Hay que darle una vuelta de tuerca, pero como herramienta para proyectos concretos el crowdfunding está muy bien.

¿Para cuándo va a estar este trabajo en Carrodecombate.com?

Nuestra idea es tener el trabajo completo para septiembre, intentaremos hacer una presentación en Madrid, pero la idea es ir publicando algunos resultados como en abril o mayo. Publicaremos en la web pero también en La Marea, que ha sido durante todo este tiempo un socio de nuestro proyecto.

¿Cómo se presenta 2016 para las mujeres periodistas de Carro de Combate?

El próximo producto que nos gustaría investigar es el plástico, que lo tenemos pendiente desde hace mucho tiempo pero que necesitamos recursos para investigarlo. Está esa pregunta ahí de si sabemos que el plástico está llenando los mares, el daño que eso está haciendo a los ecosistemas, que el petróleo se nos está agotando y que está causando tanta destrucción ambiental y para nuestra salud, inclusive, por qué el plástico es tan barato. Por qué el sistema es tan perverso, por qué tantas cucharas de plásticos en el servicio de la hostelería (Nazaret señala la cuchara de plástico servida con el café en una cafetería del centro de Bogotá porque la hostelería en Colombia consume exageradamente el plástico), por qué cada vez menos envases retornables… Es un tema que nos gustaría darle una vuelta e investigarlo en profundidad.

Además, seguir con el proyecto, que no es poco, pero hay una idea que tenemos desde hace mucho tiempo que es conseguir una financiación que nos posibilite manejar con más holgura todas las gestiones, porque cuanto más crece el proyecto más labores de gestión hay.

¿También tenéis pensado hacer una campaña didáctica sobre consumo responsable dirigida a niños, niñas y adolescentes para sensibilizarles, cierto?

Sí, eso es una idea que se quedó ahí, no hemos vuelto a pensar en ello, pero sería aliarnos con gente porque ya ha habido peticiones de docentes que nos preguntan dónde poder conseguir materiales acerca del consumo, por lo que hay un interés por parte de la docencia.

Ya para terminar, ¿consideras necesario apostar por proyectos de comunicación e información social y de periodismo de investigación como son Carro de Combates y, en nuestro caso, AECOS?

Bueno, yo creo que nuestros proyectos nacen porque hay gente muy valiosa y con muchas inquietudes de hacer cosas diferentes. Se quiere aportar algo a la sociedad pero no se encuentra el espacio porque realmente el panorama mediático está complicado, hablando de los grandes medios, porque de la parte más alternativa está ahí e internet las posibilita.

Creo que estamos todos como en la búsqueda de cuál es el modelo que nos permita tener los recursos, porque obviamente para liberar el tiempo necesitas recursos y sobre todo el periodismo de investigación, que requiere bastantes recursos.

Creo que hay que trabajar mucho en la construcción de redes, aunque sea difícil porque luego cada uno está en su organización metido muy en el día a día, que eso se va quedando postergado, pero toca la manera de colaborar para no implicar esfuerzos, porque muchas veces estamos todos trabajando el mismo tema o temas parecidos en lugar de trabajarlo en conjunto, y obvio que no es fácil si es en la distancia, pero toca juntarse y ver la manera de colaborar juntos porque creo que estamos cada uno en su proyectito pequeñito pero caminando en la misma dirección.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s